Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 11 de enero de 2011   |  Número 1
Acceda a nuestra hemeroteca

SENTENCIAS COMENTADAS
de FECHA 22 de junio de 2010
Los órganos judiciales deben apoyarse en las periciales al carecer éstos de conocimientos técnicos-médicos
Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha desestimado el recurso interpuesto contra la Administración por los familiares de una paciente que falleció como consecuencia de una hemorragia masiva provocada durante la realización de una intervención quirúrgica de hernia de hiato.

La paciente de 63 años de edad, fue diagnosticada de hernia de hiato el día 7 de octubre de 2003, y con fecha 22 de abril de 2004 el Servicio de Cirugía General y Digestivo del Hospital emitió un informe en el que se diagnosticaba hernia de hiato, esofagitis erosiva grave y ulcera de esófago distal y medio de origen péptico, por lo que se decidió su intervención quirúrgica el día 10 de agosto de 2005, y el alta al día siguiente.

Tras ser dada de alta la paciente, el día 15 de agosto de 2005 mientras se encontraba dando un paseo, sufrió un desvanecimiento, y se llamo a los Servicios de Emergencia quienes efectuaron las maniobras de reanimación sin obtener resultado positivo, certificándose el fallecimiento.

Se solicitó la práctica de autopsia, y en el informe emitido por el médico forense se señaló como causa del fallecimiento parada cardiorespiratoria por fallo multiorgánico causado por shock séptico.

La Sala expone que las alegaciones sobre negligencia médica deben acreditarse con medios probatorios idóneos, como son las pruebas periciales medicas, pues se está ante una cuestión eminentemente técnica y como los órganos judiciales carecen de conocimientos técnicos-médicos necesarios debe apoyarse en las pruebas periciales que figuren en los autos.

Ante ello, el informe emitido por el Doctor de la parte recurrente, afirmaba que "dada la evidencia de datos objetivos de sangrado importante en cavidad torácica y zona gástrica de cavidad peritoneal, debe considerarse medicamente como causa más factible de su fallecimiento un shock hipovolémico por hemorragia masiva a esos niveles, y que este cuadro clínico guarda relación causal directa con la intervención quirúrgica efectuada a esta paciente el 10/8/2005".

En contraposición, el perito designado judicialmente no compartía dicha argumentación porque entendía que no existía ninguna causa médica ni quirúrgica que apoyara la tesis de la hemorragia masiva. Y para ello, se remitió al informe del médico forense dado que no se detectaron fallos quirúrgicos, como dehiscencias de las suturas, ni lesiones iatrogénicas como desgarros o laceraciones de órganos, ni perforaciones puntuales o amplias de esófago o estomago de origen traumático. Afirmaciones que, además, se confirmaron por el Dictamen del Servicio de Histopatología del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses que, a la vista del resultado del análisis de las muestras recibidas de la autopsia, se respondió a la pregunta de "si pudo determinarse la existencia de dehiscencia o rotura de suturas en la fallecida, o perforación de la zona intervenida (hernia de hiato esofágico mixta)" destacando que "la descripción realizada por las facultativas del Departamento de Histopatología del INT de las piezas anatómicas de estomago y diafragma incluye la existencia de puntos de sutura claramente identificados en su posición sin que se refiera la percepción de dehiscencia o rotura de los mismos que, de haber existido, se habrían hecho constar".

Por ello, la Sala, concluye que frente a las consideraciones razonadas y basadas en criterios médicos que se recogen en el informe emitido por el perito designado judicialmente y que se corroboran por las afirmaciones recogidas en el informe emitido por el Instituto Legal Forense, la actora se basa exclusivamente en meras afirmaciones sin estar acompañadas de ningún tipo de razonamiento medico en cuanto a la causa del fallecimiento, y por tanto no se cumplen los requisitos necesarios para que pueda hablarse de responsabilidad patrimonial.


Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid núm. 684/2010 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 9) de 22 de junio de 2010.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com