Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 03 de mayo de 2011   |  Número 9
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
Federico de Montalvo, profesor de Derecho Constitucional de la UP Comillas
“Para los tribunales, lo que refleja la historia clínica se presume cierto”
El letrado señala que si el documento indica una cosa y el paciente otra, es éste último el que debe probar que ocurrió

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
“La responsabilidad médica depende en gran parte de las expectativas que los usuarios tienen sobre las distintas especialidades”. Así lo ha asegurado Federico de Montalvo, profesor de Derecho Constitucional de la UP Comillas, en una ponencia organizada por Somamfyc. Lo primero que debe saber un médico o intentar asimilar es qué nivel de expectativa tienen los pacientes, porque así será el nivel de exigencia.

Federico de Montalvo, profesor de Derecho Constitucional de la UP Comillas.

Los oftalmólogos son de los más reclamados porque las expectativas en el ámbito de su cirugía son muy elevadas. A medida que avanza la ciencia y aparecen noticias de esas mejoras, los pacientes lo perciben como un incremento en dichas expectativas.
Federico de Montalvo ha señalado que “hay que extremar el celo en la información al paciente, porque cuando se le deniega una prueba, lo que percibe es ahorro sanitario, falta de atención o interés”. La cultura de derechos ha propiciado que los usuarios exijan más, ya que se generan expectativas jurídicas y más posibilidades de que existan conflictos.

El experto ha hecho hincapié en que los errores cometidos por los facultativos no se estudian, lo que provoca que, en ocasiones, sean reiterados. “Los fallos se producen, se repiten, pero pocas veces instituciones y médicos se paran a analizar el porqué para poder evitarlos”. Al año hay unas 4.000 denuncias contra médicos, de las cuales el 10 por ciento van por la vía penal, donde hay muy pocas condenas, según De Montalvo “no estamos en una situación como hay en Estados Unidos de crisis de mala praxis”. En medicina de familia la mayoría de las reclamaciones se producen por error de prescripción, por no haber consultado temas de alergias, por problemas de la letra ilegible, por el mal manejo de aparataje (hay un desfibrilador y el médico desconoce cómo se usa) y por problemas legales en el manejo de documentación clínica (aumentan en casos de separaciones y divorcios).

El profesor de Derecho Constitucional de la UP Comillas ha recordado que la historia no es un documento jurídico, sino clínico. Aunque es cierto que puede ser útil en un proceso judicial, “una buena historia desde el punto de vista clínico, es una buena historia jurídica”.

Lo importante de la historia es que lo que dice, para los tribunales, se presume cierto. Por lo tanto, si en la historia se dice una cosa y el paciente asegura que es otra, es éste último el que debe probar que ocurrió. De Montalvo ha subrayado que “el que mejor defiende un proceso es el que ha vivido lo que ha dado lugar a ese problema, lo que implica que el informe del interviniente tenga mucha relevancia, porque una cosa es la medicina según protocolos, y otra es cada caso concreto”. Además, este informe es obligatorio hacerlo porque la ley de contrato de seguro establece que puede llegar a no cubrir una reclamación y una condena si no hay colaboración del asegurado.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com