Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 04 de abril de 2011   |  Número 7
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
2 DE MARZO DE 2011
Pérdida de oportunidad por no practicarse todos los medios diagnósticos
Sentencia de la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo

La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha resuelto desestimar el Recurso interpuesto por una paciente frente a la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que condenaba a la Administración al pago de una indemnización de 15.000 euros frente a los 360.000 euros que solicitaba la demandante por la atención médica prestada.

Con fecha 3 de octubre de 2002 la paciente fue diagnosticada por primera vez de una posible tumoración en línea media cervical del lado izquierdo, con aspecto de nódulo blando y móvil, por lo que fue remitida al Servicio de Endocrinología donde se le realizaron diversas pruebas siendo remitida al Servicio de Cirugía con diagnostico de bocio multinodular, sugiriendo, tratamiento con tiroidectomía total, si bien la paciente no aceptó someterse a la tiroidectomía total y prefirió control clínico. El 14 de noviembre del mismo año en el Servicio de Cirugía, realizan una impresión diagnostica de bocio difuso con pequeños nódulos, sugiriendo bien tiroidectomía izquierda o bien tratamiento farmacológico, optando la paciente por esta segunda opción con seguimiento por parte del Servicio de Endocrinología.

En el mes de mayo de 2003, tras pruebas analíticas y ecográficas, se comprueba agrandamiento tiroideo bilobular y reconocimiento individualizado de dos nódulos izquierdos, por lo que se sugiere a la paciente la conveniencia de la intervención, aceptando ser sometida a la tiroidectomía y firmando para ello el documento de consentimiento informado.

En el escrito de demanda la recurrente invoca, esencialmente, como motivo de reclamación que la lesión consistente en la pérdida de salud como consecuencia de la tiroidectomía total practicada, así como que no se realizaron análisis de los anticuerpos tiroideos autoinmunes, y tampoco se practicó la biopsia intraoperatoria del tiroides, afirmando que hubo una mala praxis asistencial y vulneración del consentimiento de la paciente que tan sólo se extendía a una hemitiroidectomía izquierda y, a la total, si los hallazgos eran de malignidad conocidos mediante biopsia intraoperatoria.

A la luz de la prueba practicada, especialmente de los Informes Periciales emitidos, la Sala concluye que la asistencia médica prestada a la recurrente no fue conforme a la Lex Artis, pero recalca únicamente por el hecho de "no haberle realizado a la paciente las pruebas tendentes a la búsqueda de anticuerpos autoinmunes para a la vista de su resultado tener la actora otros datos antes de prestar su consentimiento a la intervención", y que el único daño cuyo resarcimiento ha de ser objeto de indemnización es el de la referida pérdida de oportunidad que se produjo en la paciente, al no haberse agotado todos los procedimientos diagnósticos disponibles, por lo que pondera la indemnización procedente en la cantidad de 15.000 euros, como daños morales.

Sentencia de la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo de fecha 2 de Marzo de 2011.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com