Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 19
Acceda a nuestra hemeroteca
XVIII CONGRESO NACIONAL DE DERECHO SANITARIO
MESA DE NOVEDADES JURISPRUDENCIALES EN MATERIA SANITARIA
Aunque son numerosas las querellas interpuestas, apenas se producen condenas en el ámbito de lo Penal
Proponen despenalizar las imprudencias leves del Código Penal para eludir el banquillo

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Pablo Eguizábal
El hecho de tener que enfrentarse a un proceso judicial genera en los profesionales sanitarios un desgaste. En ocasiones, afecta a su reputación. En el ámbito de lo Penal son muchas las reclamaciones contra facultativos, sin embargo apenas hay condenas, tal y como ha afirmado José Manuel Maza, magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, en la mesa redonda dedicada a las novedades jurisprudenciales en materia sanitaria del XVIII Congreso Nacional de Derecho Sanitario. Por este motivo, el juez ha propuesto despenalizar las imprudencias leves del Código Penal para eludir la pena de banquillo.

De izquierda a derecha: José Carlos López, magistrado letrado del gabinete técnico de la Sala 1ª del Tribunal Supremo; Juan José González Rivas, magistrado de la Sala 3ª; Alfonso Atela, vocal de la Asociación Española de Derecho Sanitario; Milagros Calvo, magistrada de la Sala 4ª y José Manuel Maza, magistrado de la Sala 2ª.

Es un proceso "lesivo, molesto e ilógico" que merma el estado anímico de los médicos. Maza también ha comentado que otra opción sería establecer un filtro para que no se pudiera acceder directamente a lo Penal, al que sólo se llegaría si lo considerasen los magistrados de lo Civil y los de lo Contencioso. Asimismo, José Manuel Maza ha expuesto que en su ámbito, el consentimiento informado queda al margen de la prudencia y prevalece que la operación haya tenido éxito, a que el paciente haya sido debidamente informado.

Por su parte, José Carlos López, magistrado letrado del gabinete técnico de la Sala 1ª del Tribunal Supremo, ha señalado que el incumplimiento del CI supone una negligencia, aunque la actuación médica haya sido correcta. Además, dicho documento no comprende un acto médico distinto del autorizado y "hay que advertir de los riesgos menos probables". José Carlos López considera que la doctrina de la Sala 1ª trata de mitigar el rigor en el daño desproporcionado y no lo aplica cuando existe una causa que explique la disonancia riesgo-daño. Por último, ha hecho hincapié en que los médicos tienen obligación de medios, por lo que cree injustificada la diferenciación entre una operación necesaria y una voluntaria, excepto cuando se garantice el resultado.

En la mesa, que ha sido moderada por Alfonso Atela, vocal de la Asociación Española de Derecho Sanitario, también han participado Juan José González Rivas, magistrado de la Sala 3ª y Milagros Calvo, magistrada de la Sala 4ª del Tribunal Supremo.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com