Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 23 de enero de 2012   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Auto Sección 3ª Audiencia Provincial de Alicante 19 de Octubre del 2011
Requisitos de la figura jurídica de la imprudencia

En el presente caso la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Alicante ha revocado Auto del Juzgado de Instrucción nº 2 de Villajoyosa que transformaba Diligencias Previas, en procedimiento abreviado al entender que la actuación del médico de urgencias fue contraria a la lex artis existiendo indicios de delito en el servicio médico dispensado.

Los hechos que dieron origen a la instrucción, fue la atención medica dispensada a un paciente en urgencias, el cual es ingresado tras accidente de tráfico presentando politraumatismo generalizado y tras un deterioro progresivo de su estado general, fallece como consecuencia de un shock hemorrágico.
Nos recuerda la resolución aquí comentada los requisitos que deben acompañar a la figura jurídica de la imprudencia (1º.-una acción u omisión voluntaria no maliciosa, 2º.-infracción del deber de cuidado, 3º.-creación de un riesgo previsible y evitable, 4º.-causación de un resultado que constituya infracción legal y 5º.-adecuada correlación entre la conducta descuidada y el resultado dañoso.)

Pero es más, en el presente caso, constaba en las actuaciones Informe Medico Forense que concluía, ni existía actuación negligente (se actuó según los protocolos) ni relación causal (el fallecimiento se debió al propio accidente).

Razón por la que de conformidad con la sentencia del Tribunal Supremo de 5 de julio de 1989 que establece que «a la alta consideración que la Medicina y la clase médica merecen, por la trascendencia individual y social de su tarea, y los sacrificios a veces inmensos que su ejercicio impone, hay que poner de relieve que la imprudencia nace cuando el tratamiento médico, o quirúrgico incide en comportamientos descuidados, de abandono y de omisión del cuidado exigible, atendidas las circunstancias del lugar, tiempo, persona, naturaleza de la enfermedad o lesión, que, olvidando la "lex-artis", conduzcan a resultados lesivos para las personas» y no existiendo indicio alguno de criminalidad en la actuación del médico de urgencias, la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Alicante procedió a revocar la resolución de instrucción acordando el archivo y sobreseimiento de las actuaciones.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com