Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 06 de febrero de 2012   |  Número 26
Acceda a nuestra hemeroteca
actualidad
sin tener que mandar orden ministerial al BOE
Sanidad solo puede aprobar los precios de referencia si no se hacen cambios jurídicos
El Consejo de Estado entiende que buena parte del contenido de las decisiones del Real Decreto-ley 9/2011 tienen naturaleza de actos administrativos

Redacción. Madrid
El Consejo de Estado se ha pronunciado sobre una cuestión planteada por el Ministerio de Sanidad para que se determine la interpretación que el órgano consultivo hace sobre la naturaleza de las decisiones aprobatorias de los conjuntos y de los precios de referencia de los medicamentos y productos sanitarios. En este caso no se consulta sobre un proyecto concreto, sino sobre si será un acto administrativo o un reglamento ejecutivo, la decisión que deberá adoptarse en aplicación de la Ley 29/2006, de 26 de julio, en concreto la aprobación o actualización de conjuntos de medicamentos y sus precios de referencia.

Consejo de Estado.

Para el órgano consultivo “buena parte del contenido de las decisiones que el Real Decreto-ley 9/2011 (mediante modificación del artículo 93.6 de la Ley 29/2006) ha atribuido al Director General de Farmacia y Productos Sanitarios tienen naturaleza de actos administrativos (en su caso de alcance general), no de normas jurídicas. Por tanto, para adoptar las correspondientes decisiones no es preceptivo el dictamen del Consejo de Estado”.

El órgano consultivo considera que no tiene naturaleza de norma jurídica el aprobar o suprimir conjuntos de medicamentos, el incluir o excluir medicamentos en ellos, como tampoco la fijación de las dosis diarias, la determinación de los precios de referencia, la asignación del carácter de innovación galénica a ciertos medicamentos, y asimismo la adopción de aquellas decisiones que sean aplicación de la legislación existente sobre la materia.

Otras regulaciones de alcance normativo no deberían incluirse en las resoluciones aprobatorias de conjuntos y sus precios (a adoptar, tras el Real Decreto-ley 9/2011, de 19 de agosto, por el Director General de Farmacia y Productos Sanitarios), sino tramitarse y aprobarse como reglamentos que completen o desarrollen la Ley 29/2006, y aprobarse con el rango que proceda según su contenido y de acuerdo con lo establecido en el artículo 93 de la mencionada Ley.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com