Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 07 de marzo de 2011   |  Número 5
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
DE FECHA 2 DE MARZO DE 2010
Demora en un hospital en la realización de pruebas diagnósticas necesarias
Sentencia de la Audiencia Provincial Las Palmas nº 95/2010 (Sección 5ª)

La Sección 5ª de la Audiencia Provincial de Las Palmas estima parcialmente el recurso interpuesto por los familiares de un paciente, dado que tras una deficiente asistencia en un Hospital por no adoptar todos los medios de que disponía para un diagnostico adecuado, el paciente falleció a causa de una perforación esofágica, mediastinitis y shok séptico.

El sábado 8 de febrero de 2003, el paciente de 85 años, acudió al Hospital refiriendo dolor abdominal, el cual comenzó bruscamente tras la ingesta de un hueso durante la cena. Tras el ingreso a las 22 horas, se le realizó una radiografía torácica y abdominal de la cual resultó una imagen compatible con "Neumomediastino".

El lunes 10 de febrero, el Doctor especialista de aparato digestivo, tras examinar al paciente por primera vez, solicitó un TAC, y, a la vista de su resultado en el que se expresaba “hay que descartar perforación esofágica entre otras causas de neumomediastino”, solicitó un esofagograma, resultando del mismo la confirmación del diagnóstico de perforación esofágica lineal a nivel del tercio distal esofágico. A la vista del diagnóstico se decide el traslado a otro Hospital, por lo que ingreso las 21:21 del día 10 de febrero, siendo intervenido de urgencia en la madrugada del día 11 de febrero. Poco después fallece a consecuencia de la perforación esofágica inicial, mediastinitis y shok séptico.

De la prueba practicada se desprende que durante más de 30 horas ingresado el paciente en el Hospital, no se adoptó ninguna actuación tendente a diagnosticar correctamente al enfermo, ni a averiguar la causa de la presencia de aire en el mediastino detectada por la radiografía, ni a descartar la perforación del esófago, pese a que la anamnesis sugería la intervención de un cuerpo extraño ya que el dolor se presentó de forma brusca tras la ingesta de un hueso, y el diagnóstico estaba por tanto "enfocado". Durante este tiempo el enfermo estuvo "expectante hasta confirmación de diagnóstico", es decir, con la simple inactividad y dejando transcurrir el tiempo manteniendo simplemente al enfermo hidratado y paliándole el dolor, con una profilaxis antibiótica. Siendo lo correcto en este caso haber realizado desde el primer momento las pruebas médicas destinadas a la averiguación de las causas del neumomediastino, y no limitarse a dejarlo a la espera, y sin la atención médica que requería su estado. Todo ello porque el día 9 de febrero de 2003 era domingo, y el especialista no llegaba hasta el lunes, el cual se ocupó activamente del enfermo y le prescribió las pruebas diagnósticas referidas, con una actuación médica impecable.

Tras la prueba, la Sala considera que la prestación sanitaria de una clínica con servicio de urgencias, debe comprender el examen por especialista si el estado del paciente lo requiere, con independencia del día de la semana, puesto que la clínica ofrece precisamente la prestación sanitaria integral en la que el paciente queda ingresado a la total disposición y criterio de los facultativos del centro sanitario, y no se limita a ofrecer un servicio ambulatorio de medicina general y a derivar cualquier complicación o urgencia que requiera atención especializada a otro centro. En consecuencia, son criterios meramente económicos de organización de la empresa los que llevan a la falta de presencia de especialista de aparato digestivo, cuando la prestación sanitaria adecuada al paciente requería urgentemente dicha presencia para examinar y diagnosticar el dolor abdominal agudo tras la ingesta de un hueso y presentar aire en el mediastino en la radiografía. Resulta por tanto, una prestación sanitaria negligente e inadecuada que transcurre, desde la realización de la radiografía con el expresado resultado hasta que se le prescriben y realizan nuevas pruebas diagnósticas al paciente, pasando más de un día completo.

Sentencia de la Audiencia Provincial Las Palmas nº 95/2010 (Sección 5ª), de 2 de marzo de 2010.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com