Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 8
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
SEGÚN EL PROTOCOLO DEL HOSPITAL VIRGEN MACARENA DE SEVILLA
Si no hay consentimiento explícito, se debe indagar en los deseos manifestados de sedación paliativa
Jaime Boceta, coordinador del texto, considera que los comités de ética asistencial deben convertirse en algo muy práctico

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La sedación paliativa se utiliza en situaciones terminales, avanzadas o agónicas. Las nuevas regulaciones han ayudado a difundir la existencia de esta práctica, en el caso de Andalucía. Más del 50 por ciento de la población muere en los hospitales y la mayoría de ellos fuera de las unidades de cuidados paliativos, pero muchos después de haber pasado un periodo largo de situación terminal. Según Jaime Boceta, coordinador del protocolo de Sedación Paliativa del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, “es necesario que la sedación paliativa pueda aplicarse allí donde estén los pacientes que la necesitan, que no es sólo en la unidades de cuidados paliativos, pero hay que aplicarlo con las garantías suficientes que se utilizan en las mismas”.

Jaime Boceta, coordinador del protocolo de Sedación Paliativa del Hospital Universitario Virgen Macarena.

Dicho protocolo refleja que, para administrar sedación paliativa, es necesario obtener el consentimiento explícito, otorgado por el paciente, siempre que esté en condiciones de hacerlo. Si resulta imposible hay que comprobar si tiene registrada su voluntad vitad anticipada, que en el caso de que no la tuviera, habría que indagar si queda reflejado en valores y deseos manifestados previamente.

Las garantías para el adecuado desarrollo de esta técnica son la existencia de guías clínica y protocolos, “que han de estar basados en la guía de práctica clínica que hay en Andalucía”. Boceta asegura que “cuando surgió el problema del “caso Severo Ochoa” hubo una politización del asunto que dificultaba mucho a la hora de saber qué era lo bueno. En Andalucía se reunió un grupo de expertos que elaboró un documento que asesorase para el correcto uso de esta técnica. Y basándose en esa guía se ha elaborado el protocolo del Hospital Universitario Virgen de la Macarena”.

Además de la existencia de guías y protocolos, debe haber profesionales especializados en cuidados paliativos que pueden servir de consultores y “cuando hay alguna dificultad en la toma de decisiones en la práctica ético-clínica debe haber accesibilidad para consultar las comisiones de ética asistencial, que emite una resolución en 24 horas”.

Según el experto “los comités de ética asistencial deben convertirse en algo muy práctico, que resuelva las dudas que se presenten y a los usuarios del Sistema de Salud que pidan una distinta valoración de un problema que tenga relación con la ética”.

El comité de ética asistencial es un órgano consultor, pero no ejecutivo o decisivo. Los informes emitidos tras una valoración siempre son recomendaciones. Para Jaime Boceta “una opción muy práctica es reunirse con los profesionales que hacen la consulta antes de la reunión del comité. Así, con el informe de solicitud de consulta, un miembro del comité puede hablar con los profesionales y tocar el tema en profundidad” algo que resultaría muy beneficioso “porque muchas veces los matices ayudan a plantear el caso en términos éticos”.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com