Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 27 de junio de 2011   |  Número 13
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Principado de Asturias nº 264/2011 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1) de 16 de marzo de 2011
Un bajo nivel de saturación de oxígeno produjo graves daños a nivel encefálico

La Sección 1ª de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia ha condenado a la Administración a indemnizar a un paciente en la cantidad de 94.929,24.-€ al existir un déficit asistencial en el control y seguimiento postquirúrgico, lo que provocó una saturación de oxigeno mantenida en el tiempo, causando con ello una encefalopatía anóxica.

El paciente fue sometido a una cirugía de cadera con el motivo de realizar un recambio de cotilo de PTC derecha por desplazamiento de la prótesis de la que era portador, bajo anestesia general y que transcurrió sin incidencia.

Con posterioridad, pasó al Servicio de Reanimación donde llegó consciente y permaneció estable sin complicaciones hasta el alta. Trasladado a planta con la prescripción de oxígeno, a las 16 horas se le hizo la prueba de tolerancia con pequeño sorbos de agua. Entre las 17 y 18 horas la mujer del paciente avisó a la enfermera de que su marido se encontraba adormilado y con movimientos de escalofrío en los miembros superiores suministrándole un calmante. A las 18,30 tras nuevo aviso familiar, la enfermera midió la saturación de oxigeno con un valor del 77%, que posteriormente bajó al 70%. Sobre las 19 horas acudió el médico aplicándole una mascarilla de oxigeno hasta alcanzar el 98 %, y a las 20 horas debido a la persistencia del estado de pérdida de nivel de conciencia y demás síntomas neurológicos fue trasladado a otro Hospital a petición de los facultativos, permaneciendo en coma durante tres semanas.

En los estudios realizados en este último centro hospitalario para determinar la causa de la encefalopatía se descartaron las causas cerebrales, isquémicas y hemorrágicas. Asimismo las pruebas intraoperatorias y farmacológicas dieron resultados normales.

La relación precedente se complementa con los resultados de las pruebas previas a la intervención de cadera a la vista de los riesgos del paciente y las realizadas en el Servicio de Reanimación, que fueron normales, no constando asimismo los efectos de la cirugía respecto a la pérdida de sangre y el nivel de oxigeno.

Dado lo anterior, la Sala entiende que el paciente estuvo un dilatado tiempo sin tratamiento y sin medidas desde la aparición de los primeros signos de alteración neurológica con disminución progresiva de conciencia y otros efectos sobre las extremidades, debido a que no se prestó al paciente la atención sanitaria debida para hacer frente a las complicaciones surgidas.

En consecuencia, la Sentencia aprecia el inadecuado y anormal funcionamiento de la Administración demandada al no haber proporcionado a la paciente la asistencia necesaria para evitar la complicación descritas, y frente a la conclusión anterior, no estima la tesis de la Administración asociada tanto al desconocimiento de la causa de la patología como su aparición brusca, ya que esta tesis hace abstracción de todos los elementos concurrentes.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com