Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 05 de noviembre de 2012   |  Número 35
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
Con la colaboración de la Fundación AstraZeneca
Un manual resuelve al farmacéutico comunitario las principales dudas bioético-legales de su actividad diaria
El texto recoge y analiza una selección de los principales casos clínicos reales revisados por la Comisión de Bioética de Sefac

Redacción. Madrid
¿Es necesario algún requisito legal adicional para dispensar un medicamento a un menor? ¿Tiene derecho a la objeción de conciencia el farmacéutico que se niega a dispensar la píldora del día después (PDD)? ¿Hay que contar con la autorización de Sanidad para elaborar una crema cosmética en la farmacia? ¿Pueden entrar animales en los centros sanitarios? ¿Se puede dispensar un psicótropo con un parte de urgencias? ¿Es necesario el consentimiento informado para implantar un sistema personalizado de dosificación de medicamentos (SPD)? ¿Ampara la ley al farmacéutico en el caso de que una receta indique una dosis superior a la ficha técnica del medicamento? A éstas y otras muchas consultas similares da respuesta el Manual de consultas bioético-legales en la farmacia comunitaria, editado por la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria en colaboración con la Fundación AstraZeneca.

Imagen del manual.

Esta obra recoge y analiza una selección de los principales casos clínicos reales revisados por la Comisión de Bioética de Sefac y surgidos de las consultas realizadas por los farmacéuticos comunitarios españoles al servicio Sefac Bioéticolegal, en el periodo englobado entre marzo de 2009 y septiembre de 2012. El manual se estructura en tres grandes bloques. El primero de ellos, que se ha denominado Aspectos generales, aborda cuestiones como son la asistencia a menores de edad y personas con discapacidad mental, deteniéndose en la problemática del menor maduro para dar pautas de actuación concretas que faciliten la asistencia en esos supuestos. Además, se abordan también aspectos sobre la consulta farmacéutica o consejo sanitario, la indicación farmacéutica, los errores de dispensación y la objeción de conciencia, asunto este último de gran actualidad en nuestros días.

El segundo bloque, titulado Dispensaciones especiales, se detiene en la conflictividad que en ocasiones se origina por la dispensación de la denominada popularmente píldora del día después (PDD), de plantas medicinales, de productos homeopáticos, de productos cosméticos, de psicótropos y estupefacientes, de medicamentos veterinarios (aludiendo igualmente al asunto de la entrada de animales en la farmacia) y de fórmulas magistrales. También se ocupa de las denominadas dispensaciones excepcionales, que conllevan un adelanto de la medicación, y de las particularidades de la dispensación en las guardias.

El tercer bloque del manual se centra en la controversia sobre las medidas de captación de clientela, del cobro de los servicios y de la legalidad o no de llevar a cabo actividades distintas a las relacionadas con la dispensación y el consejo farmacéutico (óptica, análisis clínicos, asesoramiento nutricional, química seca, etc.). Adicionalmente, se incluyen casos acerca de los problemas que surgen dentro del equipo de profesionales de la farmacia y respecto de la coordinación del farmacéutico con el médico. Para concluir el bloque se habla de la investigación en la farmacia comunitaria.

Cada apartado del manual incluye una breve introducción, a la que sigue la reproducción de los casos seleccionados. Tras ello, se realizan unos comentarios generales en el plano bioético y jurídico y a continuación se pasa a la resolución de los mismos. Finalmente, se incluye una recomendación práctica.
Marichu Rodríguez, presidenta de Sefac, explica que “en los últimos años se ha producido una potenciación de la relación clínica entre el farmacéutico y su paciente, debido fundamentalmente al desarrollo de la atención farmacéutica y también a la participación creciente del farmacéutico comunitario en muchas actividades de salud pública. Todo esto ha hecho que sea cada día más necesario poseer algunos fundamentos básicos en bioética y en aspectos legales que guardan relación directa con los derechos de los pacientes (información, consentimiento, documentación clínica, etc.). Es por esto que el objetivo fundamental de este manual es aclarar desde un punto de vista práctico este tipo de dudas a los profesionales para facilitarles su actividad diaria y proporcionarles seguridad jurídica”.

Federico Plaza, director General de la Fundación AstraZeneca, señala que “desde la Fundación AstraZeneca seguimos apostando por apoyar firmemente a los farmacéuticos comunitarios en su compromiso por una atención farmacéutica rigurosa, de calidad y sometida a un proceso de mejora continua de acuerdo con las exigencias de un sistema sanitario cada vez más innovador y con las necesidades de un paciente cada vez más formado, más informado y con más criterio para la participación en las decisiones que afectan a su estado de salud. Nuestra intención es seguir siendo sensibles a las inquietudes de los farmacéuticos comunitarios para que nuestros servicios farmacéuticos alcancen las máximas cotas de excelencia y se consoliden como un referente de práctica asistencial.”

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com