Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 10 de octubre de 2011   |  Número 18
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias nº 1090/2010 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1, de 6 de Octubre de 2010
Un paciente testigo de Jehová reclama demora en la realización de la segunda intervención

La Sección 1ª de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha desestimado la reclamación de un paciente, Testigo de Jehová, que solicitaba una indemnización de 488.338.-€ por entender que la Administración no resolvió correctamente la incidencia postoperatoria y se demoró en el diagnóstico y subsiguiente segunda intervención. Asimismo, reprocha que no se le instauró a reconsiderar la negativa a aceptar la transfusión de sangre que antes de la primera intervención había efectuado, y más aun, por la necesidad de elevar con la mayor brevedad sus cifras de hemoglobina.

Examinada la historia clínica y los informes que sobre la actuación médica se emitieron, la Sala expone como hechos ciertos que la paciente fue intervenida quirúrgicamente de una hernia discal lumbar L3-L4 y de pseudoespondiolístesis en fecha 18 de enero de 2006, consistente en artrodesis de columna vertebral. Para ello firmó los correspondientes Consentimientos Informados, donde constaba como riesgo hematoma y secuelas neurológicas, así como la posibilidad de que algunas de estas lesiones pudieran requerir una segunda intervención, constando asimismo entre los riesgos personalizados que era Testigo de Jehová.

Tras la intervención, la paciente comenzó con un cuadro progresivo de hormigueos de predominio en miembro inferior izquierdo y perdida de flexión dorso plantar, ante este cuadro se debía estudiar rápidamente al paciente con TC O RM para confirmar el diagnostico y reintervenirlo de urgencia. Pero el día 19 de enero se solicitó resonancia magnética que no se pudo realizar por estar averiada la máquina hasta el 24 de enero de 2006. No obstante, consta que el 18 de enero la paciente tenía una anemia posquirúrgica, instaurando tratamiento con EPO y hierro al rechazar la paciente la transfusión sanguínea. El 20 de enero se reiteró él diagnostico de cuadro anémico, y al día siguiente presentó cifras de hemoglobina de 5.9 y un hematocrito de 17.3 %, anotando de nuevo que la paciente rechazó transfusiones sanguíneas. El día 25 se le diagnosticó mediante imagen, hematoma con impronta en sobre canal raquídeo y espacio subaracnoideo posterior. La tasa que precisaba Anestesiología para realizar su labor asistencial se superó el día 31 de enero de 2006 en que se efectuó la segunda cirugía.

Dado los antecedentes descritos, la Sala entiende acreditado que la paciente tenía cifras bajas de hemoglobina, hematocrito y hematíes que desaconsejaban la intervención que era necesaria para intervenir, por lo que hubo que demorar dicha intervención hasta que remonto la anemia el día 31 de enero, fecha en que fue evacuado el hematoma. Carece en este caso, de relevancia causal la avería de la maquina de resonancia magnética, pues mientras tanto se le realizaron otras pruebas para descartar otras complicaciones y se le pautaron, previo consentimiento, medidas alternativas.

Asimismo recuerda la Sala, que constan en escritos de fecha 13 de junio de 2005 y 12 de diciembre de 2005, que la paciente firmó la exoneración de responsabilidad y de negativa a recibir transfusiones de sangre o componentes sanguíneos, manifestando que no iba a cambiar en ningún caso, y a sabiendas por informaciones del equipo médico de Hematología que las transfusiones podían ser necesarias a lo largo del proceso y de que podrían producirse situaciones de riesgo vital por esta negativa, aceptando que le fueran aplicadas las medidas terapéuticas posibles.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com