Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 21 de marzo de 2011   |  Número 6
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
Indemnización de más de 23.000 euros
Una clínica de estética tendrá que indemnizar a un paciente cuya intervención exigía resultados
La sentencia de la Audiencia de Palma señala que el médico estaba obligado conseguir el objetivo que se buscaba

Redacción. Palma
Una empresa dedicada a la medicina estética ha sido condenada por la Audiencia de Palma de Mallorca a indemnizar a un paciente que acudió a la consulta para solventar su alopecia. El paciente, que recibirá una indemnización de más de 23.000 euros, acudió a la consulta de esta empresa en Palma en mayo de 2006. Firmó un contrato por el que se establecía que un médico le colocaría en la cabeza microinjertos de cabello para taparle la calvicie. El precio de la intervención y del posterior tratamiento se estableció en 9.630 euros, según informa el Diario de Mallorca.

Audiencia de Palma.

El paciente no solo no recuperó el pelo de la cabeza, sino que como consecuencia de la operación le ha quedado una cicatriz en la zona occipital y múltiples microcicatrices. El consentimiento que firmó el paciente con la clínica de medicina estética no mencionaba la posibilidad de que la operación no saliera bien.

El tribunal de la Audiencia de Palma que ha analizado los hechos establece la diferencia entre la medicina curativa y la intervención quirúrgica reparadora o estética. En el primer caso, al médico no está obligado a la curación del paciente, sino que se le exige que aplique todos los medios que tenga a su alcance para atender al enfermo.

Sin embargo, cuando se trata de una operación médica reparadora la situación es muy distinta, a juicio del tribunal, ya que en este caso sí se exige un resultado y señala que el médico está obligado a conseguir el objetivo que se buscaba.

En este caso, los jueces entienden que el resultado que se buscaba era solucionar la alopecia del cliente. El perjudicado recuperará el importe de la operación, más una indemnización por las cicatrices que presenta en la cabeza tras el tratamiento.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com