Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 03 de mayo de 2011   |  Número 9
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
164.000 EUROS A LOS HEREDEROS
Una empresa ferroviaria pagará a la familia de un operario fallecido por no alertar de los riesgos del amianto
Por daños y perjuicios derivados de una incapacidad permanente absoluta por contingencia de enfermedad profesional

Redacción. Bilbao
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha ratificado una sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de San Sebastián, de fecha 21 de octubre de 2010, que condenó a la empresa ferroviaria CAF a pagar 164.223,38 euros a la mujer y dos hijas de un antiguo empleado, que falleció el 17 de octubre de 2009 por causa de la exposición al amianto.

Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

La resolución judicial desestima el recurso de suplicación presentado por CAF y condena a pagar las costas a la empresa recurrente, incluyendo los honorarios del letrado de la parte impugnante. El TSJPV concede a los familiares una indemnización por daños y perjuicios derivados de una incapacidad permanente absoluta por contingencia de enfermedad profesional y de posterior fallecimiento por mesotelioma pleural.

El alto tribunal vasco reconoce que el fallecido trabajó principalmente en el taller de carpintería, en la que operó, en ocasiones, con materiales que contenían amianto, y estaba en contacto permanente con otros compañeros que manipulaban paneles o tejidos de amianto, con la consiguiente emisión de fibras de amianto en el entorno de trabajo.

Asimismo, la sentencia considera acreditado que la empresa no instaló "ningún sistema de extracción ni informó a los trabajadores de los riesgos, ni efectuó vigilancia específica de la salud a tal efecto". La empresa CAF figura inscrita desde octubre de 1986 hasta marzo de 1990 en el registro de empresas con riesgo de amianto. Otros trabajadores de la misma empresa se han visto afectados por la misma enfermedad. Además, el fallo recoge que "no hubo medidas colectivas contra el riesgo por amianto, ni información ni controles médicos específicos".

.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com